Ermita de las Santas "Nuestras Romerías"

Cartel anunciador en el paraje de la Ermita

En plena sierra de la Sagra y en la falda Sur de ésta -a unos 15 kilómetros de Puebla de Don Fadrique- se encuentra la Ermita de las Santas Alodía y Nunilón -copatronas con Huéscar.
Es el lunes de Pentecostés cuando se celebra la romería en honor de nuestras Santas Patronas Alodía y Nunilón. Durante cincuenta días habrán permanecido en Huéscar llegando el momento de entregarlas a los vecinos de La Puebla de Don Fadrique, donde permanecerán por un periodo variable de una a dos semanas. El resto del año, Las Santas permanecen en la Ermita donde pueden ser visitadas. En la Puebla, las Santas son homenajeadas en su Ermita urbana en tres ocasiones a lo largo del año: el lunes de Pentecostés, fecha en que se traen desde su ermita serrana; romería el domingo posterior al día de San Juan para devolverlas a su santuario y entre el 17 y el 20 de octubre en que se desarrollan las fiestas patronales.

Historia de las mártires

Colegiata de Alquezar. Relieve de las Santas

Vírgenes y mártires, de padre musulmán y madre cristiana, las gemelas Nunilo y Alodia fueron educadas en el cristianismo tras morir su padre siendo todavía muy niñas, aún estando obligadas a profesar la fe de Mahoma. Al fallecer su madre, un pariente que pretendía conseguir el patrimonio perteneciente a las niñas las denunció a las autoridades y fueron hechas prisioneras en los calabozos del castillo de Alquezar. Jalaf ibn Rasid, máximo poder musulmán de la región, fue quien las juzgó, y viendo las intenciones del pariente y la indefensión de las niñas, resolvió ponerlas en libertad.
Pero el familiar no se contentó y las denunció ante el gobernador de Huesca, quien las condenó a muerte. Fueron decapitadas el 21 ó 22 de octubre de 851, por un delito de apostasía tras negarse a confesar la fe mahometana ante un juez (ya que, según la ley existente, los hijos de matrimonios mixtos eran musulmanes desde el momento mismo de su nacimiento), en una época de general tolerancia religiosa.
Las investigaciones existentes sobre los códices medievales que narran su historia parecen indicar que nacieron en el siglo IX en la localidad de Adahuesca, dentro de la provincia de Huesca. Contamos con una crónica latina escrita en 851 en el antiguo Condado de Aragón, la Passio beatissimarum birginum Nunilonis atque Alodie, que narra su juicio y martirio. Existen otras interpretaciones de los códices que afirman, con menor rigor histórico, que las Santas nacieron y murieron en otros lugares de Aragón, La Rioja o incluso Granada. Sus reliquias descansaron en el Monasterio de San Salvador de Leyre (Navarra) desde el año 860, aunque una pequeña parte de éstas fueron llevadas a Adahuesca en 1672. Tras la desamortización de Mendizábal, las reliquias viajaron en su totalidad a Adahuesca, donde reposan casi en tu totalidad. Pequeños fragmentos se repartieron al Monasterio de Leyre, Huéscar y la Puebla de Don Fadrique (Granada).
Dice la leyenda que tras arrojar sus cuerpos en un lugar alejado de las murallas, las aves rapaces no los tocaron, sino que más bien fueron sus cuidadores. Y lo más sorprendente es que a lo largo de una noche, unos cristianos vieron destellos luminosos que salían del mismo lugar donde fueron arrojadas las santas.

Rincones

Sabías que

14 de Septiembre de 1801, en la Granja de San Ildefonso, se firma su definitiva independencia

Localizar

Altiplanicies

Copyright @ 2009 Portal Comarca de Huéscar. Todos los derechos reservados.