Santa María "de la Quinta Angustia"

Declarada Bien de Interés Cultural en febrero del 2010.  La iglesia parroquial de Santa María de la Quinta Angustia es sin duda el edificio más emblemático de los que componen la villa poblata. Después de la reconquista se hace esencial por parte de la corte establecer una serie de centros religiosos en las zonas recientemente conquistadas, es en este momento cuando se establecen casi la totalidad de las actuales iglesias de nuestros pueblos. Destaca por sus extraordinarias proporciones, haciéndose visible desde cualquier punto de la villa o sus alrededores.

Una mezcla de estilos

Fachada de Iglesia

La Iglesia de Santa María de la Quinta Angustia es un templo de enormes dimensiones, teniendo en cuenta el núcleo de población en que se inscribe. Se trata de un diáfano templo de tres naves de la misma altura. La central de mayor anchura que las laterales, cortándose en el plano del arco toral de apertura al presbiterio. El ábside es de planta rectangular, cubierto por bóveda estrellada con destacado juego de nervios. Cada una de las naves está compuesta por cuatro tramos separados por gruesos pilares compuestos, exceptuando el primer tramo de los pies de la nave del Evangelio que está ocupada por la capilla bautismal sobre la que se alza la torre. Ésta consta de tres cuerpos más el campanario, separados mediante cornisas. La subida se realiza mediante una escalera helicoidal, cuya caja está adosada al cuerpo de la torre. El campanario de planta cuadrada se abre al exterior por ocho ventanas, en cuatro de las cuales hay colocadas unas campanas.
El templo posee dos puertas de ingreso de factura renacentista, ambas realizada por Rodrigo de Gibaja y siendo la sur la principal. La portada lateral norte de estilo plateresco es la más antigua, -1534 y 1546- y está formada por dos cuerpos. La portada lateral sur, -1546 y 1557- es de estilo renacentista perteneciente al periodo purista. Consta también de dos cuerpos, uno bajo y principal, conformado por una disposición rectangular que enmarca el arco de la puerta, y un segundo más pequeño, cuadrado, rematado por frontón triangular y flanqueado por dos medallones sobre pilastras. 

Gótico y renacentista

Altar Mayor

La construcción de su capilla mayor es un ejemplo de la interrelación de los modelos gótico y renacentista de la primera mitad del Quinientos. Aunque al principio se proyecta en el estilo clasicista por Rodrigo de Gibaja, la necesidad de una ampliación hace que los canteros de la obra tengan que realizarla en estilo gótico. En su interior destaca el busto de la virgen titular de la iglesia, obra de José de Mora, espléndida escultura en madera en la que quedan magistralmente unidas la profunda y dramática expresividad del rostro con la extraordinaria calidad técnica de las formas. También existen otras interesantes muestras de imaginería y retablos pertenecientes a la escuela murciana de la primera mitad del siglo XVIII, concretamente al círculo de artífices lorquinos que igualmente trabajan en Huéscar. Aquí sobresale el retablo mayor y una pequeña Inmaculada del taller de Salzillo.
Acentúa su interés la advertencia en su trazado de grandes maestros como Diego de Siloé y Andrés de Vandelvira, quienes tomaron parte en la construcción de la colegiata de Santa María de Huéscar, de la que esta población era aneja desde finales del siglo XV hasta finales del siglo XVIII, perteneciendo al arzobispado de Toledo desde 1488 y formando parte del señorío del ducado de Alba desde 1513. La iglesia recoge asimismo influencias de Enrique Egas y Alonso de Covarrubias, a quien se le asigna la parte renacentista del edificio.

Rincones

Sabías que

14 de Septiembre de 1801, en la Granja de San Ildefonso, se firma su definitiva independencia

Localizar

Altiplanicies

Copyright @ 2009 Portal Comarca de Huéscar. Todos los derechos reservados.