Pósito de Huéscar

El pósito se localiza entre las actuales calle Barrueta y la calle Alhóndiga, en las proximidades de la Torre del Homenaje, en el lugar donde se emplazaba la fortaleza de Huéscar. El interés del edificio, por tanto, resulta a priori innegable. Esta consideración de partida se vio confirmada una vez se realizaron los trabajos de limpieza, ya que, desde el principio, pusieron de manifiesto que nos encontrábamos ante una construcción con una entidad relevante para el conocimiento de la estructura urbana de la ciudad.

Pósito de Huéscar

Restauración del Pósito. Conoce más en: Proyecto publicado en ON305 - OCT/2009

Aunque se conocía su existencia e, incluso, se sabía de su ubicación en el recinto amurallado, no se había establecido con seguridad su emplazamiento. De modo que, en el momento de la intervención, resultó ser todo un descubrimiento que aquella construcción, -edificio del Auxilio Social en tiempos de la dictadura franquista, y luego Escuela de Música-, que se pretendía convertir en una Escuela Taller, fuera un edificio tan significativo.

Momentos de la restauración del Pósito de Huéscar

El pósito mostraba una planta casi cuadrangular, que se respetó, y cuya irregularidad se explica por el hecho de estar construido adosado a la muralla. En la intervención, además, se recuperaron y limpiaron parte de los materiales originales, a los que se sumaría el uso de la madera. El arquitecto Antonio Jiménez Torrecillas, encargado también de la restauración de la cercana Torre del Homenaje, decidió utilizar esa madera de manera similar en ambas obras de modo que se creara un vínculo entre estos dos edificios patrimoniales rescatados y transformados en el siglo XXI. El espacio interior de esta ambiciosa recuperación se estructura en torno a cuatro columnas y a una serie de pilares adosados a los muros, sobre los que descansa la armadura que soporta el forjado del segundo piso y la cubierta. Se trata de un forjado de densa viguería fuertemente sobredimensionado, dado la pesada sobrecarga que, por su uso, debía sostener.

Planta inferior del Pósito

La colaboración con maestros ebanistas de la localidad, así como de los miembros de la Escuela Taller creada con el objetivo de rehabilitar la vecina Torre del Homenaje, ha sido un factor clave de brillante resultado final.
Proyecto publicado en: ON305 - OCT/2009 Fotografía: Jesús Granada y Vicente del Amo.

Características de la Construcción

Posee dos pisos con accesos independientes a cada uno de ellos. Al superior se llega desde el nivel más alto de la plaza y es usual que se destinara a las dependencias de los encargados. El inferior cuenta con dos entradas independientes a diferentes alturas, una en la fachada principal y otra en el lateral oeste, que sería por donde accederían los carros.

Planta superior del Pósito

El hecho de tener dos entradas, cada una a una cota, parece ser un rasgo característico de este tipo de edificación, que se solía situar en un solar con fuerte desnivel de forma que permitiese accesos a diferentes cotas desde los distintos alzados. No olvidemos que la mayoría de las características formales que podamos definir en el pósito responden a cuestiones funcionales.
Se trata de una tipología edilicia de almacenamiento -una forma de organizar el espacio que ha de perdura en el tiempo-, y como tal, hay una serie de requisitos con los que debe contar y que son fácilmente reconocibles. Su ubicación en el límite de la ciudad y próximo a la plaza o espacio abierto donde se celebraban los mercados, se justifica en la necesidad de facilitar el acceso y la carga y descarga del grano. El pósito posee una serie de sillares a nivel del suelo, alineados y distribuidos conformando hiladas perpendiculares entre sí, que tienen como finalidad obtener una cota elevada del terreno, creando una especie de cámaras para preservar el grano de la humedad procedente del suelo. La luz era otro elemento a tener en cuenta, ya que su incidencia directa era perjudicial para los diversos productos almacenados.

Exposición "Gastón Febus"

Exposición Jose de Huescar y Garvi

En la visita al Pósito se incluyen también circuitos guiados que incluye además el Museo José de Huéscar, y la exposición "Gastón Febus" inaugurada el 30 de Mayo del 2013. El legado del famoso dibujante José Antonio de Huéscar Garvi se ha convertido en un atractivo cultural de la localidad de Huéscar, donde ahora se expone gran parte de la obra del autor de cómic tan famosos como 'Rintintín', 'Hazañas bélicas', 'Alicia', 'Brigada secreta' y otros muchos.
José Antonio de Huéscar nació en Albacete el 27 de agosto de 1938 y murió en 2007 en Francia donde residía desde hacía décadas y donde era un prestigioso dibujante de tebeos y libros.
El legado que la familia de José de Huéscar donó al Ayuntamiento oscense está compuesto por miles de dibujos, entre los que hay ejemplares de cómic y libros ilustrados por el autor como los del famoso perro Rintintín o las 'Aventuras de Mowgli' de Rudyard Kipling para la editorial Vaillant. A José de Huéscar le apasionaba todo lo relacionado con el 'Far West' y muestra de ello son los magníficos dibujos y cuadros que sobre este tema donó a la ciudad de Huéscar y que se pueden ver en la muestra. Pero también hay una mini exposición de piezas procedentes de Norteamérica, como un tocado de plumas de los indios americanos, un hacha india tomahawk o un cuerno en los que los soldados, cazadores y exploradores guardaban la pólvora para los mosquetones. Completando la exposición, los visitantes pueden ver los utensilios y mobiliario de dibujante de José de Huéscar así como un autorretrato.

Copyright @ 2009 Portal Comarca de Huéscar. Todos los derechos reservados.