Historias contadas "llegado el siglo XX"

Narramos distintos momentos acaecidos a lo largo de su historia con referencias tomadas de los archivos existentes en el Ayuntamiento de Huéscar y los estudios realizados por D. Gonzalo Pulido Castillo.

1887.- El trono de las Santas se guarda en Santa María.

Alodía y Nunilón

"...se dio cuenta de una comunicación que dirige a la Alcaldía el Sr. Vicario eclesiástico de esta ciudad, en la que expresa lo conveniente que sería el traer a la población el trono de plata en que son conducidas las Santas Patronas en las funciones religiosas que en su honor se celebran por estos vecinos, en evitación de un siniestro que pudiera ocurrir en el santuario, donde no hay las suficientes seguridades para evitar un robo a mano armada. Enterado el Ayuntamiento, y comprendiendo lo razonable de la petición, acordó: que se traiga a esta ciudad el trono de plata citado, el que se depositará en la iglesia de Santa María la Mayor de esta población, a cuyo fin, por el señor alcalde se darán las órdenes correspondientes." -18 de enero de 1887-
"...Por el Señor Presidente se manifestó que, en cumplimiento del acuerdo tomado por la corporación en veinticinco de enero último había mandado por el trono de las Santas Patronas, y el párroco del Santuario no solo entregó dicho trono, sino que también lo hizo de una lámpara, unas vinajeras con platillo, y una caja con su tapa, todo de plata, cuyos efectos se habían entregado en la Iglesia de Santa María, según recibo que presentaba, expedido por Don Victoriano Vera, vicario de esta ciudad, y que el costo que había tenido la traída de citadas alhajas importaba diecisiete pesetas y cincuenta céntimos, según la cuenta presentada por el guardia municipal Antonio Blanes." -1 de febrero de 1887-
"...El Ayuntamiento, teniendo en consideración el reciente robo de alhajas que se ha verificado en la iglesia de la inmediata villa de Puebla de don Fadrique, y la circunstancia de que la de nuestras Santas Patronas está situada en despoblado, por unanimidad acordó que se traslade a esta ciudad las andas y urna de las imágenes, y se custodien en paraje seguro." -5 de noviembre de 1890- 

1902.- Restauración de las imágenes de las Santas.

Alodía y Nunilón

Cien años después de su adquisición, las imágenes de las Santas se habían estropeado. El Ayuntamiento de Huéscar las mandó llevar al taller de "Hijos de Miguel Gusi" en Barcelona para su restauración, y corrió con los gastos. Dos meses después, las Santas regresaban triunfalmente a su tierra. La novena de aquel año fue predicada por el célebre Magistral Domínguez, de Guadix.:
"... El Sr. Alcalde manifestó, que habiéndose acordado por el Ayuntamiento y Junta Municipal incluir en el artículo 3º del capítulo 9º de gastos, un crédito de quinientas pesetas para restaurar las esculturas de las Santas Patronas, deterioradas por el trascurso del tiempo, el viento y accidentes atmosféricos..... Enterado el Ayuntamiento acordó por unanimidad dar un voto de gracias al Sr. Alcalde por su previsión y acierto en no encomendar obra de tal importancia a un artista desconocido, sino a una casa tan acreditada como la de los señores "Hijos de Miguel Gusi"; y autorizarle para que disponga del crédito de referencia para pagar los gastos de conducción de las imágenes, desde su santuario a esta ciudad, desde ella a Barcelona y viceversa..... de otro crédito de setecientas cincuenta pesetas, para los gastos que ofrezcan las funciones religiosas de traída y llevada de las Santas Patronas." -3 de enero de 1902.

1912.- Reliquia de las Santas.

La auténtica. Certificado de autenticidad

A petición de las autoridades civiles y eclesiásticas oscenses, el Obispo de Lérida, D. Juan Antonio Ruano Martín, concedió a la parroquia de Santa María unas partículas de los restos mortales de las Santas Alodía y Nunilón, tomadas de los conservados en Adahuesca.
Los dos fragmentos óseos se exponen en un relicario de plata con las paredes de cristal y signado en lacre con el sello episcopal. Encerrada en el pie del relicario se encuentra la "auténtica", certificado de autenticidad de la reliquia, documento que atestigua que los huesos proceden verdaderamente del sepulcro donde reposan los cuerpos de las Santas. La "auténtica" está firmada y sellada con el escudo del obispo con fecha de 8 de junio de 1912. 

1915.- Nueva urna para las Santas, pero de madera.

Entrega florar a las Santas

La urna de las Santas era una joya de plata. Pero los sucesivos traslados y el no excesivo buen trato la deterioraron en varias ocasiones. El Ayuntamiento decidió sustituirla por otra parecida, pero de madera. Toda precaución era poca. Desgraciadamente, años después desaparecería para siempre:
... En vista de los deterioros y roturas que viene sufriendo la urna de plata de las imágenes de las Santas Patronas en sus periódicos traslados a Puebla de Don Fadrique y a esta ciudad, lo cual ha ocasionado varios gastos de consideración abonados por esta caja municipal, el Ayuntamiento acordó que se haga otra urna exactamente igual que la de plata, pero de madera, para utilizarla cuando se trasladen las imágenes a Puebla de Don Fadrique y a su santuario, y que la de plata se guarde en la iglesia parroquial de Santa María, en evitación de nuevas roturas; y que el Sr. Alcalde dirija atenta carta al de dicha villa participándole este acuerdo para conocimiento del vecindario, y con el fin de que jamás pueda interpretarse que dicha resolución obedece a móviles egoístas, sino al natural deseo de conservar la mencionada urna, que, de destruirse, sería casi imposible su sustitución por otra de igual calidad." 

Las Patronas

Sabías que

Se trata de una devoción y culto que perdura en estas tierras desde finales del siglo XVI

Semana Santa

Otras fiestas

Altiplanicies

Copyright @ 2009 Portal Comarca de Huéscar. Todos los derechos reservados.