Plaza Mayor "la antigua Plaza de Afuera"

La actual plaza mayor se encuentra ubicada en el centro de la ciudad, aunque en sus orígenes y debido a que quedaba fuera y a la salida de la zona musulmana, dicen que se la llamaba la Plaza de Afuera.

Panorámica nevada  interior del parque

A lo largo del siglo XX y en función del régimen existente, su nombre ha ido pasando por Constitución, República y Caudillo, y aunque su estructura se ha mantenido, los cambios en edificios colindantes -entre los que destaca el Ayuntamiento y la casa Penalva-, junto a modificaciones importantes en su decoración, la han hecho pasar por distintas etapas. En el año 1932 se construiría un kiosko de música, donde actuaba la Banda Municipal, siendo su director Don Vicente García Lacal. En 1971 se decidiría demoler este kiosco, tal vez siguiendo las modas de la proliferación de plazas mayores con fuentes, y así en su lugar, se instalaría una de piedra, formada por dos copas. En aquel año era alcalde Don Juan Domingo Corbalán Muñoz. Se colocarían también bancos y se adornaría parte de la plaza con jardines. En el año 1988 se realizarían nuevas obras por necesidad ante el mal estado de la fuente, decidiéndose volver al pasado.

Paseo del Santo Cristo

Punto emblemático de la ciudad. Las callejuelas que conformaban la barriada mozárabe de la villa terminaban en el paseo en otros tiempos llamado de José Antonio y actualmente del Santo Cristo.

Plaza Mayor

Dejamos la plaza Mayor, en la que se instalaría un nuevo kiosko como recuerdo al antiguo, pero el intento tal vez de réplica no ha sido del todo acertado. Todo es cuestión de gustos, pero el antiguo sin duda, encajaba más con el entorno y el nuevo por dimensiones, no da el efecto deseado. Si se han mantenido parte de la solería existente en la fuente, incluyendo el distintivo de Las Santas, Alodía y Nunilón, y el escudo de Huéscar
Y a escasos metros de esta, nos encontramos con el Paseo del Santo Cristo, la antigua cuesta de los mesones y fonda desaparecidas en la continuación de la calle de Baza, la que ahora es calle Morote. Y es que Huéscar es una ciudad para pasear, para andar por sus calles, casi siempre rectas, trazadas a cordel, y lejos de la algarabía urbana de las ciudades y pueblos de herencia árabe en Andalucía.

Ayuntamiento "A las afueras de la Puerta de Castril"

Se tiene conocimiento de la existencia del Ayuntamiento de Huéscar desde principios del siglo XVI. En la primera década del siglo XXI se llevarían a cabo las últimas labores de rehabilitación sobre el edificio, realizándose ampliaciones sobre el recinto y añadiéndose nuevas dependencias.

Cueva de la Encantada

El Ayuntamiento sigue conservando sus artesonados originales, tanto en la entrada del edificio como en su salón de plenos. En dicho salón, y junto a las vitrinas situadas a ambos lados de la presidencia de los escaños para los ediles, se encuentran las mazas de plata datadas en el año 1640, y las vestiduras de los maceros que las portan en todos los cortejos oficiales en que participa la corporación municipal.
Ubicado a las afueras de lo que fue el recinto morisco, en la llamada Plaza de Afuera, a la salida de la llamada Puerta de Castril, cuyo arco, lo formaban las esquinas de las casas de la antigua heladería y churrería del maestro Arturo, y la de Banesto. Estaba hecha de piedra y en el siglo XVI se le puso un escudo del duque de Alba, señor de Huéscar, tallado en piedra. Presiden el Salón de Actos los cuadros del actual Jefe del Estado y de los Reyes Católicos, Frente a ellos el de las Santas Alodía y Nunilón, patronas de la ciudad oscense.
Testigo de acontecimiento relevantes de la ciudad en los últimos tiempos como las visita de Don Camilo José Cela en 1984, antes de ser nuestro premio Nobel de Literatura, o la de los Reyes de España en 1980, en una de sus pocas visitas por la provincia de Granada. Quién no recuerda también la famosa Paz de Dimanara en la que tuvimos el honor de recibir a las autoridades de aquél país para formalizar los acuerdos de paz el 11 de noviembre de 1981.

Plaza de Toros "Sobre el último torreón de la muralla"

Remontándonos a siglos pasados y recordando la muralla que rodeaba la antigua ciudad de Úskar, ésta se conservó bastante bien durante largo tiempo, y todavía a mediados del siglo XVIII sabemos que había varios torreones en pie. El último de ellos se mantuvo hasta la década de 1940, cuando fue derribada para construir la actual plaza de toros. Por entonces el torreón era una vivienda conocida como la “Casa Honda” y tenía un escudo en la puerta que, por desgracia, no se conservó. Al parecer, por un descuido, lo rompió inocentemente un peón con una piqueta para ripios. Y así empieza la historia de la actual plaza de toros de Huéscar. Fue mandada construir por Don José Mª Soriano Romo, inaugurándose el día 22 de octubre de 1.945 y en la actualidad es propiedad municipal.

Plaza de toros de Huéscar

Con motivo de la inauguración se dieron tres corridas de novillos los días 22, 23 y 25 de octubre con ganado de Pelayo, Don Patricio Ruiz y Don Luís Domecq y los novilleros que tomaron parte en estos festejos fueron Rafael Ortega y Pedrín Moreno; Diamantino Vizeu y Rubito de Churriana; y Joselete de Córdoba y Garbancito de Castril respectivamente.
Por ella han pasado grandes figuras del toreo tanto de a píe como a caballo. La primera corrida de toros se dio el sábado día 9 de Junio de 1.984 e intervinieron en la misma el rejoneador D. Manuel Vidrié y los matadores de toros Humberto de Irazabal "Quinito II" de Colombia y Antonio José Galán con ganado de la prestigiosa ganadería de "Jandilla". Huéscar puede presumir de haber visto pisar su plaza de toros la mayoría de las figuras de todos los tiempos, así entre otros muchos podemos citar los hermanos Peralta, Álvaro Montes, Manuel Carvajal, José Miguel Callejón y un largo etc de toreros a caballo. Entre los toreros más destacados e importantes señalamos a Padilla, El Fandi, Liria, Jesulín, los hermanos Campuzano, Litri, Finito, Curro Díaz, Jaime Ostos, Mariscal, los Montenegro, Víctor Méndez, Emilio Oliva, Pedro Castillo y muchos más. Datos: Peña Taurina Tendido Cero de Huéscar

Plaza de toros de Huéscar

Su mayor reforma tuvo lugar durante los años 92 y 93 y consistió en agrandar el ruedo, construir chiqueros y corrales nuevos y hacer nuevos asientos por encima de toriles. A finales del año 2004 y en 2008 la Junta de Andalucía subvenciona al Ayuntamiento de Huéscar en dos ocasiones para el arreglo de la misma. Dicho arreglo ha consistido en adecentamiento y cimentación de todos los asientos, reparación de la entrada principal, accesos a las localidades y meseta superior, colocando barandas de protección y sujeción.
Se ha arreglado también la entrada por la carretera de Granada-Murcia -colocando una bonita puerta-, la presidencia y enfermería, y se ha pintado la plaza en su conjunto. Es plaza de 3ª categoría con aforo actual de 2.200 localidades aproximadamente. El último año que no hubo toros en la coqueta plaza oscense fue en la feria del año 1997, al que ha habido que sumar el reciento 2014.

Arco del Santo Cristo "La Puerta del Sol"

El Arco de Santo Cristo era la antigua Puerta del Sol en el antiguo recinto amurallado de la Huéscar nazarí. Se correspondía, al otro extremo de la calle de las Tiendas, con la Puerta de Castril, siendo las dos principales puertas de la población medieval. Aún había otra, junto a la antigua mezquita y actual iglesia de Santiago, y que daba al ensanche de la Placeta Maza, donde se ubica la casa blasonada de Don Alonso Sánchez Maza -datada ya en un censo de mitad del siglo XVI-,y hoy excepcionalmente recuperada por sus actuales dueños.
Por desgracia no ha ocurrido lo mismo con la Casa de las Niñas, una bella construcción del principios del siglo XX que permanece cerrada y a la que se le empiezna a ver grabes signos de abandono; y la iglesia de la Paz, un edificio cerrado y en visible estado de deterioro, a pesar de su remodelación en décadas pasadas.

Cueva de la Encantada

Esa muralla, de la que actualmente se conserva una parte embutida en la estructura de algunas viviendas, partía del Arco del Santo Cristo y corría hasta la esquina de la cuesta del Tinte, paralela a lo que hoy es carretera de Murcia, subía por la cuesta del Tinte y continuaba por las calles Carril y Nueva, bajaba desde la esquina de la Plaza Mayor hasta el Arco dejando a lo que hoy es el Paseo del Santo Cristo a su derecha. En la muralla había al menos tres puertas. La llamada “Puerta del Sol”, era el actual Arco del Santo Cristo, que en otros tiempos sí tenía forma de arco, y era la salida al camino de Galera. Por ese lado la muralla no necesitaba ningún foso alrededor porque el terreno no era llano como ahora. Muy al contrario, era un enorme terraplén casi inaccesible a pie e imposible a caballo.
Se dice que su nombre le viene porque allí siempre hubo una imagen de Cristo Crucificado, muy venerada por quienes pasaban el Arco. Una tradición oscense habla de que al abrir un hueco en el muro, apareció ese Cristo, con una luz encendida, que habría estado ardiendo desde la entrada de los árabes en la península.

Copyright @ 2009 Portal Comarca de Huéscar. Todos los derechos reservados.