Historia del río Guardal

Ya en su día el río Guardal pretendió formar parte de una supuesta cabecera bífida del Guadiana Menor, junto al río Barbata. El hecho de ser más corto y alto le arrebata dicho protagonismo, a pesar de su mayor caudal.

Complejo de las Fuentes. Piscifactoría

Hablan historiadores, -Madoz entre otros-, de una cabecera bífida Barbata_Guardal, al hablar del Guadina Menor -y por consiguiente del Guadalquivir-. Todavía no aplicaban el criterio del perfil longitudinal, por el que el Guardal, aún al ser más caudaloso, es más corto y más alto al Barbata, y por consiguiente no es el nacimiento del Guadiana Menor ni en consecuencia del Guadalquivir. Proceden ambos -Barbata y Guardal- del más importante pico de todo el macizo sub-bético que es la Sagra, cuya cumbre se ve con nieve hasta muy avanzada cada primavera. Orientada esta cumbre gigantesca de norte a sur -es una especie de cono de cima alargada-, da lugar a dos valles y dos ríos, uno a cada flanco, oriental -Barbata- y occidental -Guardal-.
El alto valle del Guardal, que se llama "Raigadas" y es considerado un afluente, debe su condición secundaria tanto a la abundancia de las llamadas "fuentes del Guardal" -que serían un afluente teórico- como a su propia sequedad histórica. También llamado -quizá por error- "Brabata" en un documento de un escribano local, de 9 de mayo de 1837, el "río Seco" debe su condición a que, para verterla al verdadero Barbata, se ha robado su caudal desde hace siglos, trasvasándolo desde el valle de Poniente de la Sagra al de Levante.

El origen de su nombre

Vista del paso del río Guardal, entre sus desfiladeros

En lo tocante al nombre del río Guardal, al que hemos descalificado ya de la paritaria cabecera bífida que Madoz quería dar -con el Barbata- al Guadiana Menor, por ser más corto y alto que su compañero y paralelo, se trata casi seguro de un árabe "Wadi al-Hardar", modificado fonéticamente tras la expulsión de los musulmanes hacia la forma "Guadahardal". Así se ve en los Apeos de la zona de Huéscar en el siglo XVI, y en Argote, para quien, constituido en rama principal del sistema, recupera su nombre de "Barbata" tras recibir al río de Castril.
Ese nombre de "Guadahardal" sigue citándose en los Libros Capitulares de Huéscar en pleno siglo XVIII, como se ve en el acta de la sesión de 17 de mayo de 1672. En un mapa de Andalucía del francés N. de Fer, estampado en 1705, se cita el río "Guardadar", que "recibe" al alto "Bravate" y sirve de límite entre los reinos de Granada y Jaén. Ya en 1753, a propósito de la finca de "Las Fuentes del Guardal" -y en 1777, sobre el "Molino del Guadal"- se le da en escrituras públicas ese nombre que hoy esta definitivamente consagrado, pero que por entonces era una reciente abreviación fonética de los nombres anteriores, más largos y difíciles de pronunciar.
Es típica y sintomática la trasformación popular de la "-r" final en "-l". Otra posibilidad -más remota- contemplaría la derivación a partir de "Guadardal", que provendría a su vez de "Guadardar" -""Wadi al-Dar", río de la Casa"-. Pudiera referirse a algún caserío sito en sus fuentes -¿el caserío del Cortijo de las Fuentes?-, o el cercano poblado, anejo a Huéscar, llamado hoy San Clemente y sucumbido por el embalse del mismo nombre.

Copyright @ 2009 Portal Comarca de Huéscar. Todos los derechos reservados.