Afluentes de la cuenca del Guadiana Menor

Detengamos ahora nuestra atención en los principales integrantes de esta cuenca, siempre con el objeto de rastrear su posibilidad de que, al ser cada uno de ellos el posible eje principal, pueda ser asimismo el origen del Guadalquivir, desde el punto de vista técnico.

Orígenes en la Sierra de la Sagra

Recorridos del río Barbata -Sierra de la Sagra-

El geógrafo Reclus afirma taxativamente que "el río de la Bética -del que presenta un perfil longitudinal-, tiene su origen en la Sierra de la Sagra", es decir, que el Guadalquivir tiene sus fuentes en la corriente que, por ello, ha de ser la troncal del Guadiana Menor, que surge en las cercanías de tal montaña.
Siguiéndole, Revenga, que estudió en el "Boletín de la Real Sociedad Geográfica" los perfiles longitudinales de la gran cuenca bética, afirma asimismo que "hay fundamentos para considerar rama madre del Guadalquivir al Guadiana Menor..."; testimonio que, como sostenido ya por los geógrafos árabes, reproduce Higueras Pasquau en su trabajo sobre "El río Guadalquivir". Antes, y para el Guadalquivir griego, romano y árabe, lo sostuvo el ya clásico historiador y erudito Fernández-Guerra, para quien el Betis de Estrabón es toda la cabecera norteña del Guadalquivir Menor y el Barbata en concreto. Igualmente e, Don Eduardo Saavedra, académico de la Historia e Ingeniero de Caminos -ya lo hemos dicho-, que nos dejó una obra valiosísima sobre vías romanas y estudió la Geografía de Idrisi, habla del "Guadiana Menor, tan largo y abundoso que ha podido usurpar la paternidad al Guadalquivir, del que es tributario", mostrando así su lógica opinión de que ya no se puede cambiar de nombre a ninguno de ambos ríos.

Los ríos Castril, Guadalentín, Baza y Fardes son afluentes

Río Guadalentin antes del pantano 1966Tal punto de vista -técnico- nos hace excluir en nuestra consideración de hoy, y de entrada, a varios ríos evidentemente afluentes de otros, hasta el extremo de no haber sido esto dudado por nadie hasta la fecha. Son éstos los tributarios del Fardes, así como el Guadalentín, el Castril -el más bello y caudaloso de toda la cuenca, con 2.281 litros por segundo en sus fuentes-, así como el Guadalquitón. Son evidentemente más cortos y altos que otros de la cabecera del Guadiana Menor.
Por lo que atañe al río Fardes y su sistema, Revenga lo describe en términos generales como de cuenca pequeña y escaso caudal, nacido en terrenos triásicos y de rígido y atrasado perfil, a causa de discurrir por terrenos duros del Plioceno entre las cotas 800 y 600. Esta rigidez se quiebra a partir de esos 600 metros, para descender entonces muy fuertemente al fondo de la hoya de Guadix, de suelos diluviales por lo que, fluye, siempre con perfil longitudinal de curva más alta que la del Guadiana Menor, al que se une, y cuyo eje es más bajo y más largo, a pesar de nacer a más altura. Se trata, por tanto de otro afluente.

El río Guardal es afluente

Río Guadalentin antes del pantano 1966

La red norteña o subbética a la que nos dirigimos ahora se centra, como sabemos, en el Barbata o Río Grande -nombre este último que ostenta el Guadiana Menor, ya constituido, por las tierras de Baza. Tomada esta rama como la indudable esencial y materna de todo el Guadiana Menor, la primacía del Barbata es ya reconocida por Madoz, quien elimina las candidaturas de los ríos Baza y de Guadix, así como del Guadalentín -hoy regulado por el embalse de "La Bolera"-. Habla Madoz de una cabecera bífida Barbata_Guardal, al no aplicar aún el criterio del perfil longitudinal y desconocer que el Guardal, aún más caudaloso, es más corto y más alto. Aun sin ser la cabecera del Guadiana Menor, el Guardal lleva más agua que el Barbata. Sus fuentes, situadas a 1.100 metros de altitud, proporcionan un aforo inicial de 596 litros por segundo. Su cuenca alta, arcillosa, está constituida por terrenos pliocénicos. Sus aguas procederían de unas calizas, a veces pizarrosas y detríticas, carácter este último que corresponde asimismo a la amplia llanura por la que discurre hasta incorporarse al Barbata. El río Guardal recoge a su paso por Castilléjar otro río que viene de Galera, y a la altura de Benamaurel recibe al "Guadalquitón" o río de Baza.
Proceden ambos -Barbata y Guardal- del más importante pico de todo el macizo sub-bético que es la Sagra, cuya cumbre se ve con nieve hasta muy avanzada cada primavera. Orientada esta cumbre gigantesca de norte a sur -es una especie de cono de cima alargada-, da lugar a dos valles y dos ríos, uno a cada flanco, oriental -Barbata- y occidental -Guardal-.

Alto Valle del Raigadas

El alto valle del Guardal, que se llama "Raigadas" y es considerado un afluente, debe su condición secundaria tanto a la abundancia de las llamadas "fuentes del Guardal" -que serían un afluente teórico- como a su propia sequedad histórica.
También llamado -quizá por error- "Brabata" en un documento de un escribano local, de 9 de mayo de 1837, el "río Seco" debe su condición a que, para verterla al verdadero Barbata, se ha robado su caudal desde hace siglos, trasvasándolo desde el valle de Poniente de la Sagra al de Levante. La riquísima "Fuente de Montilla", situada al noroeste del gran pico, gracias a una secular acequia que circula por cotas sobremanera elevadas, ha pasado por industria humana de ser la auténtica cuna del Guardal a ser la artificial y más extrema del Barbata.

Copyright @ 2009 Portal Comarca de Huéscar. Todos los derechos reservados.