Tútugi "Necrópolis ibérica"

El conjunto arqueológico de Tútugi -Incoado BIC el 24 de noviembre de 1980- está compuesto por un asentamiento con varias fases de ocupación (Cerro del Real), una necrópolis ibérica (Tútugi) y zona de producción de cerámica (alfar ibérico) distribuidos por una amplia zona junto al actual casco urbano de Galera. Al ser la necrópolis el primer yacimiento que se excavó, toma el topónimo antiguo de lo que sería la ciudad ibérica, mientras que a ésta se le da el nombre de Cerro del Real, por ser el lugar de emplazamiento del campamento de Don Juan de Austria en el asedio de Galera en la Guerra de los Moriscos, en 1570.

Vista desde la zona

En época ibérica el poblado, generalmente fortificado (llamado oppidum) era el centro político, administrativo, económico y, en ocasiones, incluso religioso de las comunidades. A partir del poblado principal se organizaba el poblamiento y la explotación de los recursos del entorno.

Asentamiento de la ciudad Ibero-romana

Vistas del área de la necrópolis

El asentamiento principal se situaba en un lugar elevado por razones de prestigio, control y defensa, próximo a las rutas comerciales y a las zonas de explotación económica. Las necrópolis de las familias dirigentes se situaban cerca del oppidum para mantener la memoria de los antepasados y el concepto de pertenencia al grupo de los difuntos. Igualmente, fuera del asentamiento se encontraban las explotaciones agropecuarias, generalmente situadas en las zonas llanas, donde podían haber granjas o pequeños núcleos rurales. Otros recursos económicos eran la ganadería, la alfarería, la explotación de canteras, etc. La necrópolis llega a su apogeo en los siglos IV-III a. C. teniendo algunas evidencias del siglo VI y V a. C. El asentamiento de la ciudad Ibero-romana de Tútugi -en la imagen inferior vemos el mapa dibujado por Cabré en 1918- quizá sea en extensión la mayor necrópolis ibérica de España. Se encuentra en la confluencia de dos ríos Orce y Barbatas. La Formación del mundo Ibero se debe ver en el contexto de la evolución de unas poblaciones indígenas que comienzan a recibir influencias exteriores (sobre todo en aspectos tecnológicos) que propiciarán un cambio social, económico y cultural en las sociedades del final de la prehistoria. Esta evolución se encuentra muy bien representada en algunos yacimientos de la zona donde sobre el estrato prehistórico se superpone el Ibero.

Su descubrimiento Un poco de historia

Plano de Cabré del conjunto de la Necrópolis

La necrópolis ibérica de Tútugi es conocida a nivel arqueológico desde el año 1920, fecha de la publicación de la Memoria de las excavaciones practicadas en la campaña de 1918 por Juan Cabré y Federico de Motos. Aunque el descubrimiento data de 1914 cuando, cuentan, que una mujer de Galera, llamada Marta, tuvo un sueño en el que "profetizaba se encontrarían abundantes y ricos tesoros en el sitio que ella designó". A partir de entonces se inician una serie de "busca de tesoros" por la gente del pueblo que destruyen algunos de los túmulos funerarios.
Excavada en 1918, reveló una gran monumentalidad, ya que se compone de más de 130 túmulos, -siendo en el indicado como número 20 donde apareció la famosa Diosa de Galera- algunos de ellos alcanzan más de 20 metros de perímetro y 4,5 metros de altura. En estrecha relación con la ciudad de Tútugi y su necrópolis se encuentran una serie de pequeños santuarios donde se realizaría algún tipo de ritual.

Rincones

Sabias que

Su importancia se mantuvo en época romana "Tútugi".
En la época visigoda y árabe llegaría su decadencia y la pérdida progresiva de población

Localizar

Altiplanicies

Copyright @ 2009 Portal Comarca de Huéscar. Todos los derechos reservados.