San Antón "12-17 de enero"

En la ciudad de Huéscar, la Hermandad de San Antonio Abad celebra el 17 de enero su tradicional procesión, si bien es el 8 de diciembre, cuando comienzan los primeros actos de estas fiestas con la conocida rifa del marrano de San Antón.

Procesionando al santo

Esta hermandad organiza la festividad desde el siglo XVIII, ya que los orígenes se remontan al año 1768, fecha en la que se tiene constancia de la primera celebración del novenario y de la procesión de San Antón. El día después de reyes, el 7 de enero comienzan las novenas y la noche del 16 de enero, se encienden por todo el pueblo los tradicionales castillos,tirándose todo tipo de pirotecnia, destacando las carretillas.

Junto a la Iglesia de Santiago la noche de víspera

Es el 8 de diciembre, día de la Purísima Concepción, cuando tiene lugar la tradicional rifa del marrano que se celebra en la plaza mayor, a la salida de la misa de medio día. Con los beneficios de ésta, la Hermandad sufragará parte de los posteriores gastos de dicha fiesta.
Es en enero cuando tiene lugar la celebración de la Novena, que se acompaña de los decimonónicos "Cantos de la Novena de San Antón". Al atardecer se realiza la procesión del Santo por las calles de la ciudad, siendo acompañado por los hermanos de la hermandad. Antes, durante y después del desfile procesional, una salva de cohetes pirotécnicos han sido lanzados, primero en las inmediaciones de la Colegiata de Santa María y posteriormente en la Plaza Mayor y en el Paseo del Santo Cristo. Las explosiones de petardos y carretillas, acompañan en todo el recorrido.
En días anteriores se ha celebrado las ya comentadas novenas. La víspera, por la noche, se encienden "castillos" (grandes hogueras) por los distintos barrios del pueblo, y mientras se disparan cohetes, bailando carretillas, petardos, tracas y demás fuegos artificiales, se obsequia a los que los visitan, con las tapas típicas del lugar. En estos días, el plato típico será el famoso remojón de San Antón, acompañado de la careta, los crespillos o "secas" y el vinillo del país.

Historia de San Antonio Abad

San Antonio Abad

A los 18 años aproximadamente, sus padres mueren y le dejan una gran herencia y la tutela de una hermana mucho más pequeña que él. Seis meses después de quedarse huérfano, Antonio entró en la iglesia de su pueblo y escuchó del sacerdote aquellas palabras del Evangelio que recitó Jesús: "Ve, vende lo que tienes, dalo a los pobres y sígueme". Estas palabras conmocionaron a Antonio que dejó parte de sus tierras y posesiones a los más pobres, y la otra parte a una familia para que cuidaran de su hermana. Hizo vida de auténtico ermitaño en el desierto. Murió hacia el año 356, en el monte Colzim, próximo al mar Rojo. Se dice que de avanzada edad pero no se conoce su fecha de nacimiento.
San Antonio Abad, es "el protector de todos los animales", no se sabe por qué regla de tres muestra predilección especial por el cerdo, este simpático animal del que no en vano se dice que tiene buenos hasta los andares. Tampoco se sabe a ciencia cierta hasta cuándo se remonta la tradición de hacer coincidir el día de San Antón con el ancestral rito de la matanza, pero en nuestra tierra está claro que fue introducida tras la caída del reino nazarita, como una especie de etiqueta para pregonar la condición de cristianos de quienes la practicaban.

Las carretillas en acción

Las Patronas

Sabías que

Navarra, Castilla y Levante son fuente de muchas de las actuales tradiciones de nuestra comarca

Semana Santa

Otras fiestas

Altiplanicies

Copyright @ 2009 Portal Comarca de Huéscar. Todos los derechos reservados.