La oveja segureña "el pata negra de los corderos"

"El pata negra de los corderos". Así es conocido el cordero segureño, del que se venden más de doscientos mil ejemplares cada año en esta comarca del Nordeste granadino encabezada por el municipio de Huéscar. Aunque las ventas son preferentemente demandadas en la zona de Levante, incluso más que en Andalucía, cada vez existe un mayor interés por parte del mercado extranjero. Zonas tan diversas como Islas Azores y Malasia son consumidoras de esta especie, muy apreciada por su sabor y alta calidad, habiéndose iniciado contactos para expandirse por países del norte de África como Marruecos y Argelia.

Foto Ganadora concurso fotografía Feria 2013. Federico Rodriguez Ramirez

la Asociación Nacional de Criaderos de Ovino Segureño (ANCOS) ha conseguido la denominación de propia en 2008, lo que supone, que la raza segureña pase a formar parte del club de las cuatro principales razas de ganado ovino del país, poniéndose como mínimo a la misma altura que la manchega, la churra, la latxa del País Vasco y la Merino precoz.
 La oveja segureña produce corderos de alta calidad con un peso al nacimiento de 3,5-5kgs. y un crecimiento medio desde el nacimiento al sacrificio de 300grms. diarios. Se alimentan exclusivamente con leche materna hasta los 40 días en que se produce el destete, a partir de ese momento y hasta el sacrificio "22 a 25kgs. que se alcanzan a los 70-75 días", su alimentación costa de concentrados y paja de cereal.

Foto Ganadora concurso fotografía Feria 2012. Manuel Mendoza

Un clima continental riguroso con una pluviometría próxima a los 350 mml. mal distribuidos a lo largo del año, y en los que los pastos son escasos, ha hecho de esta raza una de las de mayor rusticidad y capacidad de adaptación a medios difíciles de explotación. Entre sus características más importantes:
Precocidad sexual, produciéndose el primer parto entre los 12 y 14 meses de edad. Elevada prolificidad, obteniendo una media de 150 corderos por cada 100 partos. Intervalo entre partos de 8 meses. Buena capacidad lechera, lo que le permite criar con facilidad los corderos.
La explotación del ovino de raza Segureña se ha llevado tradicionalmente a cabo mediante pastoreo a lo largo de todo el año, si bien en épocas recientes se está cambiando hacia un manejo semi-extensivo. Aún persiste un núcleo en la provincia de Jaén que practica la trashumancia hacia Sierra Morena, siendo estas explotaciones de carácter totalmente extensivo. El sistema reproductivo se orienta a la obtención se tres partos cada dos años. La vida útil se sitúa alrededor de los siete años de edad, lo que viene a ser diez partos aproximadamente. Una vida relativamente corta, debido a la pérdida prematura de los incisivos por las condiciones duras de explotación.
Según datos aportados por ANCOS, en la comarca de Huéscar viven de la crianza y producción de 130.000 cabezas de ovino segureño, un total de setecientas familias. Con una media de 60 euros por cabeza, las ganancias anuales por venta de carne superan los 12 millones de euros y la producción mínima anual es de 200.000 corderos.
Datos a 26 de Septiembre del 2003.

Copyright @ 2009 Portal Comarca de Huéscar. Todos los derechos reservados.