Río Castril "Senderos del Parque Natural"

El río Castril es el principal valor ambiental de este Parque Natural, responsable además de la fisonomía y la peculiaridad del entorno. Sus aguas emanan del corazón del Parque y lo recorren hasta el embalse del Portillo.
Un río perteneciente a la cuenca hidrográfica del Guadalquivir. Nace en la sierra del mismo nombre, en un manantial kárstico debido a la estructura del suelo de esta sierra: rocas calizas y sedimentarias. Cuando el agua se va acumulando en el subsuelo y llega al nivel de las fisuras de las rocas, sale por dichos orificios. Ésta, al acumularse en cuevas y acuíferos a gran profundidad, tiene la misma temperatura en verano y en invierno. Desemboca en el río Guadiana Menor entre los términos municipales de Benamaurel y Baza, al pie del Cerro Jabalcón, en un tramo cuyo cauce ocupa el Embalse del Negratín.

Ruta sobre el río de Castril

Trayecto: Lineal Longitud: 12,3 Km. Dificultad: Baja-Media Tiempo estimado: 4 horas. Desnivel: (comienzo - final): 235 metros (935 - 1.618 m). El itinerario discurre en la mayor parte de su trazado junto al cauce del río Castril, hasta su nacimiento, en pleno corazón del Parque Natural. Este río de aguas limpias, está adornado a su paso por mimbres, sargas, fresnos y chopos, y sobre el que vierten sus aguas multitud de arroyos que excavan profundos y majestuosos barrancos, rematados en sus desembocaduras por angostas cerradas.

Recorrido del sendero

Plano de ruta río Castril

La mayor parte del mismo se realiza íntegramente por un carril forestal, por lo que existe también la posibilidad de hacerlo en vehículo ligero. Si se opta por su desarrollo en coche, para acceder a él, debe tomarse la carretera A-326, de Castril a Huéscar, y a unos 4 kilómetros (punto kilométrico 28-29), desviarse a la izquierda, de acuerdo con la señalización, por un carril al principio asfaltado, con la indicación de entrada al Parque Natural de la Sierra de Castril, y que pasará en su inicio por la Fuente de Tubos, -a unos 500 m.-. Dejaremos a nuestra izquierda la cortijada de El Martín, y continuando por una pista de tierra nos introduciremos en pleno valle hasta finalizar a unos 10 km en los Cortijos del Nacimiento, -punto también de inicio de otros muchos senderos de la sierra-.
La mejor opción para un más estrecho contacto con estas sierras y con sus gentes, sin embargo, es tomar a pie o en bicicleta de montaña por la Cuesta de Tubos, que parte justo a la salida de la localidad de Castril, hacia la Puentezuela, hasta alcanzar cerca de Tubos el camino asfaltado que antes se ha citado. Esta opción nos permitirá tener una amplia perspectiva de la Presa del Portillo. Comentar aquí que parte de esta ruta nos permitirá situarnos en la historia pasada: los Llanos de Tubos presenciaron batallas, como la que mantuvieron las tropas castellanas con las árabes en el siglo XV, en que perecieron los famosos lugartenientes Rodrigo de Perea, Adelantado de Cazorla, y Abén Cerraje, Capitán General de las tropas del Sultán.
Continuando ya por la carretera, podremos observar los inicios de las dos cadenas montañosas que delimitan el Parque. A nuestra izquierda divisamos la Sierra de Castril, propiamente dicha, donde destacan los picos de Tejos (1.986 m.) y Buitre (2.020 m.), además de los barrancos de los Quemados, el Laude (o de Meitíscar), Seco y del Buitre, de sur a norte. A nuestra derecha, veremos el inicio de Sierra Seca, destacando los paredones del Puntal de la Zurdica (1.832 m.), que sirven de lugar de nidificación cada año a numerosas parejas de buitre leonado. A poco más de un kilómetro, llegaremos a la Fuente de Tubos, manantial de aguas termales (de unos 211 de temperatura media) que recoge la canalización de aguas, procedentes del arroyo Juan Ruiz, que suministra agua al pueblo y a varias de sus pedanías.

Ruta sobre el río de Castril

Ya en el valle, descendiendo hacia el río, nos introduciremos en un bosque mixto de chaparro y pino carrasco, con sotobosque de enebros, coscojas, aulagas, romeros y mejoranas, y atravesaremos, entre madroños y nogales, los cortijos de Las Tabernillas. En esta zona, se puede apreciar el resultado de importantes desprendimientos rocosos que tuvieron lugar hace pocos años y que arrasaron la vegetación y las edificaciones que encontraron a su paso, lo que no es más que una manifestación de procesos geomorfológicos ordinarios de estas escarpadas sierras.

Ruta sobre el río de Castril

A partir de esta zona, el carril continúa paralelo e inmediato al río, lo que nos permitirá observar y estudiar el ecosistema fluvial. Orlan el río especies propias de los "bosques de galería", como son los álamos y chopos, las sargas y las mimbres, e incluso, algo más apartados, los frenos y los olmos. De forma salpicada, distinguiremos también quejigos y arces, sobre todo en zonas más húmedas. En las laderas y ya fuera de la influencia fluvial, observaremos extensas manchas de pinos carrascos, de gran interés ecológico puesto que colonizan, de forma natural, terrenos muy áridos y degradados donde muchas veces (no aquí), es la única cubierta arbórea.

Ruta sobre el río de Castril

Más adelante, llegaremos a la desembocadura de otro gran barranco a la izquierda, llamado Barranco del Charcón o de la Escudilla, que presenta también ostentosas manifestaciones de desprendimientos rocosos y fenómenos de erosión causados por la torrencialidad de esporádicas lluvias, cuyos efectos perjudiciales sobre este camino de penetración se han refrenado mediante la construcción de dos diques. Inmediatamente, llegamos a la venta de El Cortijillo, donde se ubica uno de los campamentos turísticos del área y donde volveremos a encontrar cultivos de huerta. Al poco y tras dejar a nuestra derecha el Barranco de Canalejas (u Ortega), comenzaremos a subir dejando el cauce, y entre encinas, pinos salgareños y salpicados quejigos, alcanzaremos primero La Saludá, desde donde podremos contemplar una magnífica vista de la cerrada del Barranco de la Malena; luego, el de los Hoyos de Moreno, que en su parte baja, por la que fluye un constante curso de agua, se conoce como Arroyo de Juan Ruiz, y donde se encuentra la captación que suministra las aguas potables a Castril; y, finalmente, los Cortijos del Nacimiento, con la tubería de carga que alimenta la central eléctrica de principios de siglo que explota Sevillana de Electricidad. Desde este lugar podremos disfrutar de una amplia vista del valle y de las cuerdas y macizos que lo enmarcan.

Ruta sobre el río de Castril. En las proximidades a los Cortijos del Nacimiento

Copyright @ 2009 Portal Comarca de Huéscar. Todos los derechos reservados.