Nacimiento del río Castril "Senderos del Parque Natural"

Sendero

Entre arbustos, matorrales y vegetación baja, el sendero accede hasta los surgencias donde nace el río Castril, en un entorno de canchales -acumulación de grandes piedras en el pie de las laderas-, tajos y grandes paredones rocosos. Trayecto longitudinal de  2,5 Km. Dificultad: Baja Tiempo estimado: 1 hora. Desnivel: 92 metros (1.168 - 1.260 m).

Nacimiento del Río Castril

Su nacimiento tiene lugar en un manantial kárstico debido a la estructura del suelo de esta sierra: rocas calizas y sedimentarias. Cuando el agua se va acumulando en el subsuelo y llega al nivel de las fisuras de las rocas, sale por dichos orificios. En la parte izquierda, la salida del agua es constante durante todo el año. Por la derecha se aprecia la emanación que surgen principalmente durante el invierno y épocas de deshielo, y que a veces desaparece en los meses más secos y cálidos. Este deshielo junto a momentos de lluvia intensa, han producido en ocasiones la rotura y explosión de las rocas.

Recorrido del sendero

Cerca de los Cortijos del Nacimento

Cómo llegar al punto de partida: Conduciendo por la A-326 desde Castril hacia Huéscar, gire a la izquierda después de aproximadamente unos 4 kilómetros, entre el km28 y Km29, en un camino asfaltado señalizado como "Parque Natural Sierra de Castril" y "Nacimiento del Río". Cuando el camino se bifurca a unos 400 metros, manténgase a la derecha. Al cabo de 1,5 kilómetros se convierte en un camino de tierra. Conduzca en total 10,7 km hasta los Cortijos del Nacimiento, donde el camino acaba. Para su inicio, debe tomarse, por debajo de la tubería, un camino de herradura que al principio va bordeando una valla metálica de una edificación de reciente construcción. A unos 500 metros se habrá de seguir por una vereda que continúa junto al canal de la central eléctrica.
Al frente, en la otra margen del río, podremos observar la angosta cerrada de Túnez, barranco que se precipita desde el Cerro de Empanadas (2.106 m).

Vereda junto al canal de la central eléctrica

Poco a poco, la vegetación se va abriendo, dejando atrás encinas, quejigos, serbales y fresnos. Desde aquí nos acompañarán pequeños arbustos como majuelos, rosales, retamas e hiniestas, todos ellos propios de suelos profundos, antaño cubiertos por densos bosques, que fueron talados para el aprovechamiento agrícola, primero, y ganadero, después. Algunas formaciones rocosas también son utilizadas en la actualidad como las cuevas de tobas que algo después podremos ver bajo el camino, en la Huerta de Ponce, donde se guarda el ganado como pequeña majada o corral. La vereda llegará, a unos 1.200 m de altitud, hasta una pequeña presa que constituye el azud o barrera de toma del canal de la central.
Desde este lugar, ya se divisa el paraje del Nacimiento del río Castril al fondo. Las numerosas surgencias que nos encontramos garantizan un considerable caudal al río Castril, incluso en años secos, con caudales medios próximos a los 2.000 l/sg.

Nacimiento del río Castril
El río Castril es el más bello y caudaloso de toda la cuenca del Guadiana Menor. El agua, al acumularse en cuevas y acuíferos a gran profundidad, mantiene la misma temperatura en verano y en invierno

Copyright @ 2009 Portal Comarca de Huéscar. Todos los derechos reservados.