Cerrada de la Magdalena o Malena "Senderos del Parque Natural"

Sendero

Finalmente, se accede hasta la angosta Cerrada, fruto de la especial disposición de los mantos rocosos y de la acción erosiva de las aguas, donde surge un manantial de constantes aguas
Trayecto: Lineal. Longitud: 1,5 Km. Dificultad: Baja. Tiempo estimado: 45 minutos. Desnivel (comienzo - final): 66 metros (1.024 - 1.090 m).

La Cerrada de La Magdalena constituye un salto de varios metros de altura con una espectacular cascada. La cerrada se ha generado en un paquete de carbonatos del Eoceno que aparecen en posición vertical. La acción incisiva del río ha labrado una estrechísima cerrada en cuya base aparece una importante surgencia de aguas subterráneas. El caudal medio de descarga es de unos 220 l/s con mínimos de 120 l/s y máximos superiores a 420 l/s.

Cerrada de la Magdalena

Este itinerario de corta duración, nos va a mostrar en su pequeño recorrido apto para todos los visitantes, una representación bastante completa de los paisajes y ecosistemas característicos del Parque Natural. Atravesará un encinar y un pinar de salgareño muy próximos al río Castril, y finalizará en un paraje de gran belleza como es la cerrada del Barranco de la Magdalena (o de la Malena, como aquí se le llama).

Recorrido del sendero

Cortijo de la Saludá

Dónde empezar: Se inicia en el puente de Pino Hermoso, situado en el Carril del Nacimiento, a un kilómetro del campamento turístico "El Cortijillo" hacia el Norte. Habrá de continuarse el camino que sigue al frente, sin llegar a cruzar el río, hasta la baliza que indica el inicio de una senda peatonal. La senda discurre, al principio, entre encinas y matorral mediterráneo de hiniestas, escaramujos, majuelos, romeros y enebros, y, por su proximidad a una antigua acequia, no escasean juncos y zarzas. En este primer tramo, acompaña también a la encina el pino carrasco, con sus numerosas piñas secas pegadas a las ramas y su follaje verde claro. Salpicados también encontraremos quejigos, más exigentes en cuanto a humedad que las encinas, de las que se distinguen, entre otros atributos, por sus hojas marcescentes (que van cayendo durante el invierno), más tiernas, y que además presentan una coloración blanquecina por el envés. Otras especies que iremos descubriendo salpicadas, en los puntos más frescos, son el fresno, más cerca de las riberas, el serbal, y, quizás, el arce de Granada.
Al alcanzar la vertiente de la Magdalena, se abre la panorámica, pudiéndose observar el Cortijo de la Saludá, con amplios prados y choperas a sus pies, que alguien propuso como campo de golf. Sobre la Saludá también se atisban caprichosas formas del relieve, propias de sustratos calizos. Al fondo, se enmarcan los Cortijos del Nacimiento sobre un fondo contrastadamente desnudo y escarpado.

Manantial

Ya en orientación Norte, el ambiente se vuelve más fresco y con rapidez el encinar deja paso al pinar de salgareño que, aunque más propio de mayores altitudes, aquí está presente por la especial humedad que asegura la orientación del terreno. El espectacular relieve de estas sierras, es una de las señas de identidad de este espacio protegido. Le proponemos un alto en el camino y la posibilidad de apreciar las distintas formaciones vegetales adaptadas a este entorno.
Paredes verticales: sobre la compacta roca caliza, crece una vegetación dominada por especies de porte arbustivo como cornicabras o encimas "achaparradas", que dan paso a la sabina mora en las partes mas altas. Las grietas y salientes son ideales para la vida de muchas aves; entre otros podrá ver al avión roquero, al martín pescador y, si tiene suerte, a rapaces como el águila real, el buitre leonado, el alimoche e incluso el quebrantahuesos.
Pinares: sobre las margas y derrubios de ladera y en las zonas de umbría, los pinos salgareños, acompañados de algunas encinas y quejigos, dominan el paisaje. En la ladera de solana, también sobre las margas, abunda el pino carrasco, más tolerante a las insolaciones estivales. El escaso sotobosque esta representado por algunas retamas y majuelos.

Manantial de la Magdalena "o Malena"

A la altura del Cortijo de La Saludá, la vegetación natural se abre a nuestra izquierda permitiéndonos divisar una magnífica vista de la Cerrada de la Malena, que se alza imponente sobre amplios bancales cubiertos de césped

Copyright @ 2009 Portal Comarca de Huéscar. Todos los derechos reservados.