Cerrada de Castril "Senderos fuera del Parque Natural"

Este bello sendero discurre sobre instalaciones acondicionadas conjuntamente entre el Ayuntamiento de Castril y la Consejería de Medio Ambiente. Trayecto: Circular. Longitud: 2 Km. Dificultad: Baja. Tiempo estimado: 2 horas. Desnivel: (comienzo - [mínimo] - final): 115 metros (935 - [820] - 900 m).

Desfiladero sobre el río de Castril

Una de los lugares que más llaman la atención a quien visita este pueblo, sin duda es el llamado desfiladero o ruta colgante sobre el río de Castril. En su trayecto hasta su confluencia con el río Barbata -para muchos el verdadero nacimiento del río Guadalquivir-, este caudaloso río recorre una zona entre rocas, puentes y pasadizos, que bien merece ser conocida.

Recorrido del sendero

Pasarela colgante sobre el río Castril

Se desarrolla en el entorno de la localidad de Castril y fuera del Parque Natural, permitiendo también disfrutar de una visión singular del río, del pueblo y de los aprovechamientos agrarios de Castril. Una forma "emocionante" de conocer el río, al ejecutar un recorrido utilizando una pasarela que, colgada limpiamente de una de las paredes del cañón excavado por el agua, discurre a lo largo del mismo unos metros por encima de la tormentosa y abundante corriente.
 Dónde empezar: Puede iniciarse bien desde el Centro de Visitantes, por una senda que baja hasta las inmediaciones del Colegio Nuestra Señora del Rosario y desde allí hasta el río; o bien desde el propio Castril, por alguna de las dos sendas habilitadas que bajan hacia la cerrada, curso abajo del Parque Municipal, paseo ajardinado acondicionado sobre el embovedado del río. A la altura de la antigua Fábrica de la Luz, se inicia un sendero diseñado mediante pasarelas de antiguas traviesas de ferrocarril que, empotradas sobre la pared rocosa, vuelan sobre el río. Tras un trayecto sobre terreno natural, se cruza el río por un puente metálico atirantado. No es mínimo el "morbo" que se añade al paseo cuando, lógicamente, la dichosa pasarela oscila ante el peso de los usuarios y sus estructuras crujen y rechinan

Galería sobre la roca

El paraje es de excepcional belleza y la sensación de contacto con el río, en un paraje hasta ahora difícilmente accesible, estimulante.
Como colofón -sus diseñadores debieron padecer algo de masoquismo- ya que el trayecto final tiene que ser forzosamente a través de una tortuosa galería hecha a pico sobre la roca. Se trata de un pasadizo horadado en la roca, de casi setenta metros de longitud, que también presenta una ventana o balcón desde el que contemplar el último tramo de la estrecha garganta.
A partir de este punto, el itinerario retorna por un camino entre bancales y cultivos propios de la zona, para introducirse finalmente de nuevo en el pueblo. El esfuerzo mental merece la pena. Al final del todo, el paisaje que se contempla paga con creces el atrevimiento.

Desfiladero sobre el río de Castril

Copyright @ 2009 Portal Comarca de Huéscar. Todos los derechos reservados.