La Morería "casas cueva"

En Castilléjar se encuentran, además, en un acantilado sobre el río Guardal, las Cuevas de la Morería. Fue la barriada morisca que constituyó el asentamiento durante la época musulmana. Lamentablemente, presentan un aspecto ruinoso y alarmante. Acabarán cayendo al río si no se actúa pronto, pues el terreno sobre el que se asientan es flojo.

La Morería

Situadas junto a la vega del Río Guardal, sobre el que se eleva una pared con oquedades, mostrando un paisaje del todo inusual. Casas cueva hechas a mano por sus ancestrales moradores. Viviendas excavadas en el seno de la roca, que contrastan con los edificios de buena factura en el centro de la población. Poseen las mismas comodidades de una vivienda normal pero con la ventaja de una temperatura interior en torno a unos 18- 20 ºC durante todo el año. Fue la barriada morisca que constituyó el asentamiento durante la época musulmana.
las Cuevas de la Morería están repartidas en dos niveles: diez cuevas en el nivel inferior y cuatro en el superior, aunque ya no es posible el acceso a ellas debido a los desprendimientos del terreno. El historiador Lorenzo Cara Barrionuevo refiere de las cuevas de los moriscos que, “sobre ellas pesa un profundo vacío documental y bibliográfico”, mientras que en un estudio que hizo sobre la Morería, en 1992, el Centro de Profesores de Huéscar, dice: “Por lo que se refiere a su datación, es muy probable que se trate de refugios musulmanes de época medieval, llegando algunos casos de conjuntos troglodíticos a ser utilizados todavía en el siglo XVI (…). Hace unos 40 ó 50 años era posible acceder a algunas de ellas a través de estrechas veredas que ya se han desplomado”

Su uso "viviendas o algo más"

cuevas moriscas de los carriones

De los estudios obtenidos del el artículo ’Las cuevas, sus barrios y su origen en nuestra tierra’, publicado en la revista ‘La Sagra’ (marzo de 1981), el historiador Vicente González Barberán  asegura que los moros no las usaron jamás como viviendas y que las cuevas abandonadas, con puertas y ventanas, que encontraron los nuevos repobladores, tras la Guerra de Granada, en los frentes de los acantilados, “son precisamente las conocidas ‘cuevas de moros’, ‘boticas de los moros’ o ‘hafas’ (en Benamaurel las llaman así)”. El historiador aclara que eran hipogeos funerarios, con una cámara para depositar los cadáveres y, a veces, tenían estantes que contenían los elixires para los ritos de incineración. Pero, tras la expulsión de los moriscos de Guadix y Baza, obligó a muchos de ellos a refugiarse en estas grutas funerarias, que son frecuentes en la zona oriental de España, como Granada y Almería.
Merecen también ser mencionadas las cuevas moriscas de Los Carriones que incluso pasan completamente desconocidas para muchos castillejaranos. Gracias a las indagaciones de Leandro García Casanova y a la labor de concienciación por el ayuntamiento de la localidad, puede que algún día, los castillejaranos puedan disfrutar con la protección de este importante patrimonio.

Rincones

Sabías que

Una colina la vería nacer, y un paisaje consecuencia de la confluencia de los ríos, es hoy su seña de identidad

Localizar

Altiplanicies

Copyright @ 2009 Portal Comarca de Huéscar. Todos los derechos reservados.