La muy noble y leal Ciudad de Huéscar

La Muy Noble y Leal Ciudad de Huéscar, que así figura en su escudo, se asienta en el extremo nordeste de la provincia de Granada, en una fértil llanura y abrigada por altas montañas, entre la que destaca majestuosamente nuestra querida Sagra, con 2.383 metros de altitud. Ya los árabes reconocían a la Sagra como la cuna y madre del río Guadalquivir; hoy día nos conformamos con ver nuestro término bañado y recorrido por los ríos Bravatas, Raigadas y Guardal, y por los afloramientos naturales de los manantiales de Fuencaliente y Parpacén, pues el emplazamiento del nacimiento del Guadalquivir fue cambiado por diversas circunstancias. Por su localización y costumbres, Huéscar, es una ciudad sosegada y tranquila, en la que destaca su gran parque, calles anchas con bellas plazas y donde abundan casas blasonadas de aspecto señorial. Por su ubicación, desde la más remota antigüedad, su enclave fue codiciado y conquistado por diferentes pueblos. El hombre prehistórico nos dejó señales de su paso en las pinturas rupestres de la Piedra del Letrero; fenicios, cartagineses, griegos, romanos (Torralba) y árabes conocieron los parajes oscenses y aquí se establecieron.

El Territorio

Panorámica de Huéscar

Sabemos que Huéscar es una ciudad que se encuentra a caballo entre Andalucía y Levante e influenciada por la reconquista castellano-aragonesa, de ahí su riqueza gastronómica y la originalidad de sus tradiciones y fiestas locales. Fue un punto de encuentro de civilizaciones, una zona agrícola de gran riqueza y un importante enclave comercial. Su vega nos lleva a esta población llena de historia. Pasear entre sus casas blasonadas, entre iglesias y conventos, bañarse en el lago natural de Fuencaliente, disfrutar de su romería, sorprenderse con sus Atalayas, adentrarse en la Cueva de "La Encantá", son algunas de las múltiples actividades que nos ofrece. Sus típicas "secas" y "ristras de la gloria", su rico caldo de la tierra y su vino nos ayudarán a hacer más ligero el viaje. Y es que hay mucho que ver.
Con una extensión de 470 km2 el término municipal de Huéscar se encuentra situado al noroeste de la provincia, lindando con los términos de Puebla de D. Fadrique, Orce, Galera, Castilléjar y Castril y con las provincias de Jaén y Albacete por el Norte. Geográficamente se dispone en las Cordilleras Prebética y Subbética de las que forman parte las sierras de La Encantada, Bermeja, Montilla, Marmolance, Duda, Sierra Seca, y La Sagra, todas ellas ocupando, junto con el apéndice del Pinar de la Vidriera, la zona norte del término municipal. Se integra esta zona montañosa en un ámbito superior junto con las Sierras de Las Villas, Cazorla y Segura.
El núcleo urbano de Huéscar se sitúa a una distancia de 150 km. de la capital, con la que se comunica fundamentalmente a través de la A-92 Norte hasta Cúllar desde donde parte el enlace de los últimos 25 km. a través de la A-330 que posteriormente permite enlazar con el levante peninsular. El término municipal situado en la zona de influencia de Baza, constituye la cabecera de la comarca en que se encuadra y que podemos considerar constituida por los municipios de Castril, Castilléjar, Galera, Orce y Puebla de D. Fadrique.

Núcleos y edificaciones del territorio

Nucleos de población

Aunque históricamente ha llegado a considerarse la existencia de hasta seis núcleos de población lo cierto es que tres de ellos han sido siempre cortijadas o núcleos diseminados y los otros han acabado concentrándose en el núcleo principal ya que el poblado del pantano se ha trasladado al Polígono de la Encantada unido al barrio de cuevas y este a su vez ya a Huéscar.
De entre los diseminados podemos identificar hoy con carácter de hábitat rural diseminado Duda-La Parra y el Canal. Desaparecido el viejo poblado de S. Clemente, la zona dispersa que engloba Duda y La Parra es el diseminado principal del término siendo Duda el hábitat rural principal. Por su parte el asentamiento de El Canal se origina con la construcción de una serie de alojamientos marginales en el antiguo cauce del Canal de Carlos III en las proximidades de S. Clemente. Muy precario al principio se ha mantenido y consolidado pero ya sin evolución y presumiblemente sin expectativas.
Por tanto puede decirse que en este momento en el término municipal existe un único núcleo de población dispuesto en la zona central de meseta sur del término, estructurado en diversos barrios en torno al núcleo histórico y con el añadido al otro lado del río de los ya referidos de la Encantada y el hábitat de cuevas de Barrio Nuevo. El núcleo histórico sigue siendo el corazón de la ciudad de tal forma que en torno a el, se han generado los usos industriales, comerciales, terciarios, turísticos y recreativos, constituyendo el verdadero soporte de la actividad urbana. Las nuevas demandas de suelo industrial motivaron la aparición del Polígono de la Encantada donde ya se disponen las industrias más importantes y de mayor consumo de suelo. La ciudad de Huéscar presenta un considerable interés, habiendo tendido un notable desarrollo turístico. Demográficamente su población se encontraría dispersada de la siguiente forma: Núcleo urbano de Huéscar -7.187 habitantes-, Barrio Nuevo -811 habitantes- y Barrio San Clemente -227 habitantes-.

Características hidrográficas del territorio

Hidrografía de Huéscar

La rica hidrografía del término es la consecuencia de sus condiciones de emplazamiento, altitud, características geográficas, clima, etc., junto con la capacidad de absorción y almacenamiento de agua de los macizos que conforman las zonas montañosas del note, donde nacen los dos ríos del término: el Raigadas-Guardal al oeste y el Barbata al este, que posteriormente y con la unión de otros cauces conforman el Guadiana Menor, que llega a ser el más importante de la comarca y uno de los principales afluentes del Guadalquivir.
La abundancia de lluvias junto con el carácter calizo de las zonas montañosas, son las causas de la proliferación de acuíferos y de diversos barrancos que canalizan las aguas hacia dichos ríos. En la actualidad, los más destacables recursos son el acuífero Duda-La Sagra y el pantano de S. Clemente con más de 100hm3 de capacidad, desde donde parte el nuevo canal que una vez puesto en servicio representa una de las bases de transformación del territorio comarcal mediante la creación de nuevos regadíos.
Otros agentes hidrográficos destacables son, los manantiales de Fuencaliente y Parpacén situados en la zona sur y la acequia de Montilla que es la más importante del término y que parte de un desvío de aguas del Barbata que acaba provocando la sequía del cauce regular.

Características naturales del territorio

El término se desarrolla entre la cota 900 de las llanuras del sur y las altas cotas de las zonas montañosas cuya mayor elevación ostenta el macizo de La Sagra con 2.383m. Topográficamente presenta una gran diversidad, contrastando las fuertes pendientes y complejidad de las zonas serranas con las suaves laderas del Sur cuya pendiente media es del 8% y donde se desarrollan grandes extensiones de tierras de cultivo de secano.
Podríamos decir que las zonas montañosas se disponen por encima de la cota 1000 y representan un 70 % de la superficie del término. Incluyen las sierras de La Encantada, Bermeja, Montilla, Marmolance, Duda y Sierra Seca, destacando al norte el ya citado macizo de La Sagra, y un apéndice superior del término el conocido como Pinar de la Vidriera que con unas 3.500 Has. constituye una potente masa forestal ligada históricamente al término.

Conocernos

Efemérides

Recuerdos

Localizar

Sabias que

Es llamada también la Ciudad de la Paz, estando en guerra contra Dinamarca hasta la firma del tratado de paz en 1981

Altiplanicies

Red Social

Copyright @ 2009 Portal Comarca de Huéscar. Todos los derechos reservados.