Casa de los Abades Monumento cerrado: no es posible su visita.

Situada en la calle a la que da nombre, su historia nos habla de que estuvo vinculada originariamente a la Colegiata de Santa María, ya que sirvió como residencia de sus abades, siendo ésta la idea más contrastada. Otros historiadores la relacionan con un antiguo abad de Baza, o con un posible abad en el convento de Santo Domingo.

Características de la Construcción

Fachada de la casa de los Abades

Además de su gran significación histórica es necesario resaltar también los grandes valores artísticos del edificio ya que se trata de una construcción de estilo mudéjar que conecta con la tipología propia de la arquitectura civil del siglo XVI. Posee tres niveles de alzado y un cuerpo perpendicular de dos alturas.
El acceso interior se realiza en línea recta a través de un zaguán. Este pequeño espacio se cubre con techo plano de madera y vigas en una sola dirección, con ranuras en el papo. Tras el mismo se encuentran una serie de habitaciones también con cubiertas de madera de gran decoración y belleza, destacando el rico artesonado mudéjar contenido en el aposento principal o cuadra, situado en la primera planta.
Se trata de una estancia de planta cuadrada, cubierta mediante una armadura de limas y moamares, que tiene cuatro faldones de ranuras, almizate con labor de lazo y esquinas apoyadas en canes,en donde durante su limpieza se han hallado pintados unos grifos tocando instrumentos musicales.
El exterior de la vivienda presenta un esquema muy sobrio. La fachada principal, abierta a la calle Abades, está organizada en tres cuerpos y todo su conjunto se remata con tejado a dos aguas. El inferior posee una portada adintelada en piedra y dos pequeños vanos cuadrados a ambos lados. En el segundo cuerpo, por su parte, se abren dos vanos muy sencillos y un balcón con cerrajería de hierro forjado. El último presenta unos vanos de ventilación, de gran simplicidad.

Herrajes ventanal

Los Abades eran clérigos que presidían la Colegiata y Coro de Santa María la Mayor, en la época en que este templo tuvo esa categoría cuasi catedralicia. El Abad de Huéscar era la suprema autoridad eclesiástica local. La casa donde residían estos sucesivos Abades está declarada monumento por su interés arquitectónico mudéjar, de la que es importante testimonio la armadura ochavada del techo de su salón principal. En la actualidad ha sido adquirida por el Ayuntamiento de la localidad. Por resolución del 15 de febrero de 1995, se incoa expediente para su inscripción en el catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz. En 2007 se firmaría un convenio de colaboración para la consolidación estructural de la casa de los Abades.
El presupuesto de proyecto según convenio ascendía a 501.864,54 € siendo la aportación del Ministerio de Fomento de 376.398,40 € en un porcentaje de financiación del 75%. El objetivo ha sido la consolidación estructural de la edificación,  desmontado de cubierta de teja, aislamiento y posterior cubrición; la restauración de los artesonados de madera y recuperación de policromías; la restauración de la armadura del salón principal, construido con estructura de par y nudillo, y la reposición de solados y revestimientos.

Copyright @ 2009 Portal Comarca de Huéscar. Todos los derechos reservados.